Ayer me encontré con una sorpresa, estaba revisando el ranking de las 250 películas mejores de la historia según IMDB, y me topé con Inception (El Origen) en el puesto número 3, por encima de clásicos de distintas épocas como El Padrino 2, Casablanca o Pulp Fiction.

Si bien la película me pareció bastante buena (aunque imagino que eso no es muy relevante para Ustedes porque vienen acá a leer sobre Marketing digital y no sobre cine :P), llama la atención que Inception, un film difícil de decodificar y que todavía está en cartel, ya tenga la categoría de Clásico en el listado de IMDB.

Esto nos lleva a pensar en fenómenos relacionados con Internet (sí, al final hablamos de lo mismo de siempre!) que impactan en la industria del cine:

1) Clásicos Instantáneos: Antes, para que una película se convirtiera en un clásico, era necesario que primero se generara un boca a boca, que gran parte de la crítica la avalase, y que luego pasara un tiempo prudencial para que la voz de los detractores quedara acallada por la de los fanáticos. Eso difícilmente llevaba menos de un año (y creo que me quedo corto con ese plazo).

Hoy, gracias a la velocidad que le imprime Internet y las Redes Sociales al boca a boca tradicional, es posible que nos encontremos con una fuente autorizada como IMDB que pone en el lugar de clásico (#3 de la historia) a Inception, una película que se estrenó hace muy poco y aún está en cartel.

2) Tramas más complejas pueden ser masivas: Siempre existieron las películas con tramas complejas. Pero en general se limitaban a un público de nicho, que se tomaba el trabajo de pensarlas, discutirlas, leer revistas que las explicaban. Y si aún así les quedaban dudas, se preocupaban de todas formas por dejar claro que las habían entendido. Pero eran unos pocos.

Hoy, la experiencia de ver una serie o un film no se termina con los créditos de cierre, sino en foros, blogs, y redes sociales que nos ayudan a completar partes de la trama. Una película que cierra perfectamente, sin cabos sueltos, no permite este “bonus track” que cada vez los espectadores parecen disfrutar más.

Eso permitió que tramas mucho más complejas, que seguramente hace pocos años no hubiesen tenido el financiamiento para ser producidas para públicos masivos, hoy no solo se filmen sino que logren muchísimo éxito. Eso fue lo que pasó con Inception, una película que se cuenta en múltiples niveles a la vez y que (sin ánimo de espoilear) puedo decir que tiene un final bastante ambiguo. Sin dudas, algo distinto a la trama de los grandes éxitos de taquilla de las décadas anteriores.

Esto no es nuevo en la industria del entretenimiento. Hace dos años citaba al co-productor de Lost, Carlton Cuse, que decía:

“Creo que Lost nunca hubiese sido exitosa en la era pre-Internet. Es el hecho de que el show es complicado e intencionalmente ambiguo es lo que hace que los fans se involucren en el análisis. En la vieja

escuela, con 3 o 4 cadenas de TV, este show hubiese sido demasiado complejo de seguir. No hubiese funcionado”.

3) La inversión en marketing online: Es cierto que las dos razones mencionadas tienen un efecto importante sobre el público de Inception. Pero también es verdad que hoy las productoras cinematográficas ya saben que uno de los mejores lugares donde pueden poner sus dólares para un lanzamiento es -justamente- en Internet.

Por eso, si bien no tenemos datos claros, podemos sospechar que el buzz y gran cantidad de votos que se generaron por ejemplo en IMDB, no surgieron de forma 100% orgánica, sino que estuvieron movilizadas por una inteligente acción de marketing. Posiblemente parte de esta posición 3 haya sido consecuencia de un buen equipo de social media, tocando los botones adecuados en el momento correcto. Aunque eso no quita el mérito de todo lo anterior.

Update: Albertojb y @dbasch me hicieron notar que esto ya pasó en el pasado, que luego baja nuevamente. Y de hecho ya está en el puesto #4. Sin embargo, la parte de la argumentación relacionada a la complejidad de las películas con mensajes que se completan en la web sigue vigente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Recibí nuestras novedades!