Don’t be evil es uno de los pilares en los que se fundó Google.

Pero, desde que la compañía es pública, sus empleados comenzaron a recibir muchas presiones para generar más ingresos, y eso puede hacer que algunos olviden la base en la que se hizo exitosa la empresa. En este caso, Lauren Turner, un empleado que atiende en el mercado vertical de cuidados de la salud dentro de Google, vió en la nueva película de Michael Moore una oportunidad para generar más ingresos de los anunciantes. Hasta ahí todo perfecto, el problema es que los quería generar a costa de confundir a los usuarios de Google.

Todos sabemos que el miedo es uno de los argumentos de venta que pueden ser más exitosos, Turner usó esa estrategia en un post del blog oficial de Google cuando le dijo a los empresarios de la salud:

Moore’s film portrays the industry as money and marketing driven, and fails to show healthcare’s interest in patient well-being and care.

(…)

We can place text ads, video ads, and rich media ads in paid search results or in relevant websites within our ever-expanding content network. Whatever the problem, Google can act as a platform for educating the public and promoting your message. We help you connect your company’s assets while helping users find the information they seek.

Resumiendo, lo que dice Turner en el blog de Google es algo asi como: “si la pelicula Sicko va a hablar mal de vos, es importante que ocultes cualquier referencia usando nuestras opciones de publicidad”. De esa forma, los usuarios de Google van a toparse con avisos pagos antes de encontrar los verdaderos argumentos de la película. Si pensamos en Google como el gran filtro editorial del contenido online, que haya gente interna que habla de esta forma es por lo menos peligroso.

En un post de su blog oficial, ellos mismo reconocen que se equivocaron (aunque no linkeean a la fuente de la polémica):

Our internal review of the piece before publication failed to recognize that readers would — properly, but incorrectly — impute the criticisms as reflecting Google’s official position. We blew it.

La frase “We blew it” me sonaba bastante. Hace 15 días la dijo Dell, respecto de una controversia con un blogger. Es bueno que las empresas estén comenzando a reaccionar rapida y abiertamente ante sus errores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Recibí nuestras novedades!