Es cierto que para un anunciante la posibilidad de tener un perfil en mySpace, como tenía SpriteZone, es casi irresistible.

Un recurso gratuito donde la gente podía marcarte como “favorito” y así armar una comunidad en base a tu marca es un regalo del cielo. El problema, como en el caso de Sprite es que toda red social tiene sus reglas, su “etiqueta” y en ese mundo virtual los usuarios tienen más poder que nunca para “tirar” abajo una marca… porque si la red no les presta atención a sus reclamos, pueden con un solo click irse a otro site.

De hecho esta estrategia empieza a ser una queja recurrente entre las comunidades; falsos perfiles, de celebridades, de marcas y productos comenzaron a ser eliminados.

Un problema adicional, no para las marcas sino para los sitios, es que si hay perfiles “comerciales” ¿no empieza a diluir su poder frente a otros anunciantes? Eso es lo interesante de este mercado, hay tanto por descubrir que cada vez que aparece una nueva idea, aparecen nuevos problemas con los que lidiar y no son los típicos a los que los “pautadores” conocen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Recibí nuestras novedades!