Normalmente los precios bajos son los que más llaman la atención en los avisos de los comercios. Pero algunas veces, un mensaje aspiracional con un precio caro atrae a más clientes que terminan comprando cosas más baratas.

No se si será ese el razonamiento que hizo el verdulero de mi barrio, pero ante un aumento desmedido del precio del tomate en Argentina, decidió -en lugar de ocultarlo- promocionarlo con carteles muy destacados, y ¡expresando su precio en Dólares!

Imagen(227)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Recibí nuestras novedades!