Mi hijo de 2 años es fanático de Mickey Mouse. Los que no tienen hijos se sorprenderán de esa frase, y pensarán que habiendo tantos productos modernos es raro que todavía el viejo ratón tenga vigencia. Pero los que tienen hijos chicos seguramente estarán diciendo “el mío también”. Porque Disney supo reinventar al antiguo dibujo animado y creó una nueva versión pensada para los chicos de hoy.

El principal cambio que hicieron en “La Casa de Mickey Mouse” es haberle agregado interactividad a las historias. Cada vez que Mickey se encuentra con un problema, lo llama a Toodles (“Oh Churus!!” pronunciado en castellano), una especie de caja de herramientas con orejas, que le ofrece diferentes alternativas para resolverlo. Mickey entonces para de hablar y pide ayuda al pequeño espectador, que debe elegir cuál de las herramientas es la más adecuada para resolver el problema. Es una vuelta de tuerca que entretiene, estimula y educa a los chicos.

Pero hasta ahora no existe un aparato que permita aprovechar al máximo la potencialidad de este tipo de programas. La TV no tiene un ida y vuelta real, y en la computadora el teclado termina distrayendo a los chicos. Por todo esto, imagino que los ejecutivos de Disney deben estar corriendo a producir una versión de “la casa de mickey mouse” especial para el iPad.

La verdadera revolución del iPad

Debo reconocer que fui uno de los que criticaron a Apple cuando me enteré de los features del Ipad. Sin embargo, cuanto más lo pienso, más creo que el ipad va a ser el puntapié inicial de un cambio importante. No compitiendo con el Kindle, sino mediante la venta y distribución de productos educativos para todas las edades.

Cursos de Universidades, Contenidos para chicos, Preparación para exámenes, Educación ejecutiva y contenido del tipo “howto” (como hacer…) van a tener un canal de difusión muy interesante integrado con interactividad, conectado con redes sociales y con la comercialización casi resuelta. Es como si los “CD-Rom multimedia” (tipo Encarta) que vimos aflorar en la década de 1990, pudieran tener una revancha; ahora más divertidos, fáciles de usar y sobre todo de comercializar.

Los detalles

La pantalla táctil naturalmente ayuda y simplifica cualquier tipo de actividad de aprendizaje. Además, al no tener demasiados botones ni teclado, baja las barreras para que cualquiera (ya sea un niño o alguien que no sabe escribir) pueda usarlo.

Es verdad que el hecho de que el ipad no permita tener muchas aplicaciones abiertas a la vez (multitasking) es una desventaja enorme a la hora de compararlo con otros dispositivos. Pero también es cierto que cuando hablamos de aprender, puede ser (involuntariamente) una cosa buena. Concentrate solamente en lo que estás haciendo, y evita distracciones innecesarias.

Pero todo lo dicho es replicable en otros dispositivos. Lo principal, lo que creo que va a hacer la diferencia, es la distribución. Cobrar por contenidos en Internet es siempre difícil, a no ser que lo hagas por medio de un canal como el App Store de Apple.

Existe un mercado muy grande de contenidos educativos en el mundo, pero un entorno controlado y cerrado como el que pregona apple debería incentivar a los productores, que ven un menor riesgo de copias y una distribución mucho más simple que la tradicional.

Si bien no escuché a nadie hablar de este tema, me parece que puede llegar a tener lógica. Por eso me pareció bueno escribir un post para que me ayuden a pensar si tiene sentido o si estoy equivocado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Recibí nuestras novedades!